MENORCA | The Beautiful Traveler


Este año The Beautiful Hubbie y yo decidimos cambiar nuestro ya casi tradicional viaje de verano a EEUU por unas vacaciones playeras de sol y relax. Hacía ya varios años que no hacíamos un viaje de este tipo, desde nuestro viaje a México, y nos apetecía un montón.
Y de las diferentes opciones que barajamos la que más nos llamó la atención fue Menorca!

Aguas turquesa y calas de ensueño a 1.30h de Madrid? Sí, por favor.
Lo que no sé es como nunca antes habíamos ido allí...

Quiero empezar diciéndoos que NOS HA ENCANTADO, así, con mayúsculas. Y os explico por qué.

Para nosotros cuando viajamos, y supongo que le ocurrirá a la mayoría de la gente, aparte de que el sitio sea bonito, está bien cuidado, limpio etc., es muy importante el vibe de la ciudad o el lugar que estamos visitando, y con esto me refiero a cómo te hace sentir. Es algo que puede llegar a ser muy subjetivo, y creo que es la razón por la que algunas personas adoran un sitio mientras a otras no les gusta tanto (véase el chasco que me llevé con París y que todo el mundo me trate de loca cuando les digo que nos decepcionó). Algo curioso es que a TBH y a mí nos suele ocurrir tener el mismo sentimiento cada vez que visitamos una ciudad nueva, o a los dos nos encanta o a los dos no nos gusta, supongo que porque buscamos lo mismo o son las mismas cosas las que nos hacer sentir bien cuando viajamos.

Y aplicando esto que os cuento a Menorca, deciros que es uno de los sitios en los que mejor lo hemos pasado de todos los viajes que hemos hecho (y ya van unos cuantos!), y creemos que una de las claves aparte de lo obvio (lo bonita que es la isla) ha sido su genteNo ha habido ni una sola persona que no nos haya tratado con un cariño y una atención exquisitas en el tiempo que hemos estado, todo el mundo tiene una sonrisa y alguna información interesante que darte. Me quedo con la sensación de que la gente que vive allí es muy feliz :)
Y la segunda clave, también muy importante para nosotros: la increíble gastronomía de Menorca. A lo largo de esta entrada os voy a contar todos los sitios en los que comimos y deciros que os recomendamos sin dudar cualquiera de ellos.

Estando allí habéis sido muchas las que me habéis escrito diciéndome que vais a ir a Menorca en las las próximas semanas, así que he intentando darme toda la prisa posible en hacer esta entrada y que podáis disfrutar también de algunas de las cosas que hemos descubierto en nuestro primer viaje (ya os garantizo que no será el último!).

Lo hemos organizado como un diario para que os hagáis una idea de lo que nos daba tiempo a hacer cada día, pero os aviso que somos muy "culos de mal asiento" y le hicimos al coche 820km. en 8 días, y no tenéis porque seguir ese ritmo.

Empezamos!



DÍA 1
Este año para ir al aeropuerto hemos probado la aplicación Cabify aprovechando que teníamos un código de descuento de 6€ (gracias Marta! @ever_23_). A la ida hicimos una reserva el día anterior para que nos recogieran en casa a una hora concreta. Todo fue perfecto, con detalles como agua fresquita o que puedas elegir la música. Como nos resultó muy cómodo a la vuelta lo utilizamos también. Os dejo mi código como el que utilizamos por si lo queréis probar: MONICAL978.

Aterrizamos en Menorca a las 8:30h. Cogimos un Fiat 500 (caca de coche, no corre nada, un poco peligroso para los adelantamientos, si podéis coged uno que corra un poco más, nosotros lo haremos para la próxima) con OK Rent a car.

Fuimos a desayunar a Pipet & Co en Mahón, muy rica la tostada de huevo y aguacate.
De ahí fuimos a la oficina de turismo, que estaba cerquita, y después a nuestro hotel, Artiem Audax, en Cala Galdana. Nos ha gustado mucho, la única pega que tiene es que es sólo para adultos, pero si no tenéis peques, es ideal para pasar unas vacaciones relajadas. La comida buenísima (cogimos desayuno y cena) y la piscina espectacular. Quedarnos en Cala Galdana nos ha resultado muy práctico, porque estás más o menos en el centro de la isla y a buena distancia de todo lo que merece la pena visitar (los trayectos a cualquier sitio suelen ser de 30-40 minutos).

Ese día fuimos a comer a Es Corb Mari, en la playa de Son Bou. Súper recomendado este sitio y esta playa, es de nuestras favoritas. Es amplia y con parking grande y duchas cerca de la playa.

Playa de Son Bou
De ahí volvimos al hotel para la cena, y dimos una vuelta por el paseo de Cala Galdana.


DÍA 2
Fuimos hacia cala Macarella, pero cuando estábamos llegando empezaban a avisar con carteles luminosos de que el parking estaba lleno (eran las 9.30) y que había sitios libres en el de Son Saura. Así que decidimos ir hacia allí. Al llegar hay dos parkings, te desvían a uno u otro, no sabemos de qué depende porque había sitio en los dos. Uno está bastante lejos de la playa (25 minutos andando) y otro un poco más cerca (10-15 minutos). Había bastante sitio en esta playa pero a media mañana llegan barcos grandes con gente y se llena, al menos en esta época del año.


Playa de Son Saura
Desde ahí fuimos andando a la cala Es Talaier. Nos gustó mucho y nos dimos un bañito. En la arena había bastante gente, casi no había hueco.


Es Talaier
Fuimos al hotel a bañarnos en la piscina y comimos en un sitio cercano, Delit Restaurant Pizzería. Estaba todo muy rico y probamos la Pomada, bebida típica Menorquina, granizada a modo de chupito después de comer, riquísima! Un rato de siesta en el hotel y bajamos a Cala Galdana a pasar la tarde y a reservar el barco para el penúltimo día (no tenían huecos antes). La empresa se llama Power Boats Galdana.

Subimos y nos arreglamos para ir a cenar pronto e ir a ver el atardecer en el Isabella Beach Club de Fornells. El sitio es una pasada, merece la pena ir y tomarse unos cócteles, también se puede cenar, tienen por ejemplo mucha variedad de platos de sushi y tenían muy buena pinta.



Isabella Beach Club
De ahí fuimos a ver el pueblo de Fornells, muy bonito y tranquilo.


DÍA 3
Fuimos con el coche a Sa Punta, al lado del hotel, concretamente aquí: Carrer Camí de Cavalls, 1, 07750 Cala Galdana, Illes Balears. De ahí sale un camino para bajar andando a las calas Mitjana y Mitjaneta. Otra opción para acceder a estas calas (la más habitual) es un aparcamiento grande que hay justo a la entrada de Cala Galdana. Está muy bien indicado con carteles.

Después de un paseo de 15 minutos no muy complicado llegamos a las calas a las 9:45. Son espectaculares. Mitjana es una cala de arena estrecha y alargada con bastante sitio, pero se acaba llenando al menos en esta época del año.


Cala Mitjana
Hay una roca bastante alta para tirarte (si os gusta, a TBH le encanta pero a mí me da un miedo...) y se puede llegar fácilmente nadando a Mitjaneta. Cerca de esta última hay unas escaleras para subir y tirarte desde una roca más baja que la anterior. De las dos, aunque no tenga arena, nos gustó más Mitjaneta. El color del agua es increíble.


Cala Mitjaneta
Volvimos al coche y fuimos a ver la cala Binibeca. Muy chula y con chiringuito.
Comimos al lado de esta cala, en Sa Cova, probamos la burrata, mini hamburguesas de cerdo marinado, hamburguesa al grill y tarta de chocolate, todo riquísimo. Después de comer dimos una vuelta por el pueblo de Binibeca Vell.


A la vuelta paramos en Caló es Blanc, espectacular. Tiene un parking bastante grande para lo pequeña que es. Hay muchas rocas y una mini cala de arena (caben 3 ó 4 sombrillas, no más).

Terminamos el día con un poco de relax piscineando en el hotel.


DÍA 4
Fuimos a la playa de Cavallería. El parking es muy grande y está cerca de la playa, unos 5 minutos caminando. La playa nos gustó bastante, con el agua muy clara y buena para snorkel.


Playa de Cavallería
De camino de vuelta al hotel paramos a comer en Mercadal, en Es TastTodo muy rico pero un poco caro.

En el hotel nos duchamos y nos arreglamos y salimos hacia las fiestas de San Cristòfol Es Migjorn Gran. Llegamos un poco antes de las 18h, aparcamos sin problema en un parking grande a la entrada del pueblo que tenían habilitado para las fiestas. Vimos todo el espectáculo de los caballos en la plaza y alrededor del pueblo (muy recomendable).




Os dejo este cuadrito con las fiestas que quedan este verano 2017, porque lo hacen en diferentes sitios y fines de semana, merece la pena!



DÍA 5
Fuimos hacia la cala En Turqueta, mi favorita =)
Aparcamos sin problema y bajamos a la cala por un camino fácil de unos 10 minutos. Era pronto, las 9:00 y no había mucha gente. A media mañana llegan barcos con gente y la cala se llena pero sin llegar a ser agobiante. La cala nos gusta mucho y en el parking tiene un chiringuito con duchas por 1€/1min.


En Turqueta


Hago un inciso para comentaros acerca de este bikini de Hukemoller por el que me habéis preguntado un montón! A raíz de mi último vídeo en el que podéis ver lo que me llevé en mi maleta para la playa y la publicación en Instagram con este bikini, me contactaron desde la firma para darme un código de gastos de envío gratis para vosotras, os lo dejo aquí por si os interesa: TBMUE

Después de Cala en Turqueta fuimos hacia Ciudadela y comimos en Piqniq, ensalada de pasta, hamburguesa y postres, muy muy rico todo. En este sitio te preparan la comida si les llamas el día anterior para que te la puedas llevar a la playa, te prestan hasta la nevera! Muy recomendado.

Por la tarde fuimos a ver la cala Algaiarens. Hay dos aparcamientos, dejamos el coche en el más cercano a la playa y aparcamos sin problema. Después de unos 5 minutos se llega a la cala, que estaba muy bien, no mucha gente y ambiente tranquilo.


Algaiarens
Volvemos al hotel a disfrutar de la piscina hasta la cena.


DÍA 6
Por la mañana nos quedamos en Cala Galdana, en esta cala el agua es un poco verde con algunas zonas turquesa, al menos así ha sido el tiempo que hemos estado nosotros, pero esta genial para bañarse. Estuvimos toda la mañana jugando al frisbee dentro del agua  y disfrutando de la playita. 



Fuimos a Son Bou a comer de nuevo en Es Corb Marí y pasar la tarde en la playa, que nos gustaba cada vez más.
Volvimos al hotel y nos dimos unos bañitos en la piscina. Después cenamos y vimos Juego de Tronos en la habitación =D


DÍA 7
Este era el día que habíamos reservado el barco para pasar la mañana navegando entre las calas del sur de la isla. Bajamos al puesto de la empresa de alquiler de barquitos a motor en Cala Galdana, pero al llegar nos dijeron que estaban cancelado las reservas por el mal tiempo. Esta actividad es algo que ya hicimos en Cerdeña y nos gustó mucho, así que lo haremos seguro la próxima vez que visitemos Menorca.



Buscamos un plan alternativo; como habíamos dejado cala Macarella para visitarla con el barco y no queríamos irnos sin verla decidimos ir caminando, desde el hotel eran algo más de 2km, 35 minutos de paseo fácil pero con muchas escaleras en la parte final. Nos bañamos en Macarella con el agua muy revuelta y muchas olas (había viento del sur). Fuimos a ver Macarelleta pero como no hacía muy buen día y la vimos muy sucia desde arriba no llegamos a bajar. Como la dirección del viento es importante para saber cómo de revuelta va a estar el agua, podéis ver la previsión con una aplicación que se llama Windy, es gratuita y muy sencilla, nos resultó muy útil.



La vuelta se nos hizo mucho más larga, hacía bastante calor y 80% de humedad 😥

Llegamos al hotel y nos dimos una ducha para después ir a comer al Restaurante Cala Mitjana, que se encuentra en Cala Galdana. Se come genial en este sitio.
Después de comer fuimos a Arenal d'en Castells, no esa mal pero no es de nuestras zonas favoritas. Volvimos al hotel, y dimos un paseo por la zona después de cenar.


DÍA 8
Nos levantamos pronto y fuimos a desayunar. Volvimos a la habitación para preparar las maletas puesto que teníamos que dejar la habitaciones esa mañana. Hicimos el check out y comentar para que contéis con ello que pagamos unos 30€ de tasa turística por las 7 noches de hotel. Nos guardaron las maletas en el lugagge room y salimos rumbo a Son Bou. Esta playa nos ha encantado, el agua es increíble y se está muy a gusto.



Nuestra última comida fue en Mai-Tai Son Bou, muy rico todo y el dueño muy atento y amable.
Volvimos al hotel, a disfrutar nuestras últimas horas en Menorca en una camita balinesa de la piscina hasta la hora de marcharnos y después de una ducha (tienen una habitación de cortesía con ducha que está fenomenal para poder aprovechar el día y no irte llenito de sal) y recoger las maletas, nos marchamos al aeropuerto.


Y fin! Llegamos a Madrid en hora, y en un rato estábamos en casa.

Como conclusión final, creo que la próxima vez iremos en temporada media-baja (final de septiembre-principios de octubre) ya que había mucha gente a ratos en algunas playas y nos ha hecho mucho calor, pero por lo demás ha sido un viaje increíble y para recordar :) Os lo recomendamos totalmente!


¿Conocéis Menorca?
¿Cuáles son vuestros rincones favoritos de la isla?
Hablamos en los comentarios =)




Nos vemos en las Redes Sociales!
Sígueme en: