SMOKED - Urban Decay



Esta es la novedad de Urban Decay para la temporada otoño/invierno 2012 ¿Qué os parece?

Desde que vi esta paleta a algunas vlogers americanas, había estado pendiente de su lanzamiento en España.

Me había gustado mucho el formato con la cremallera, así como los productos que la acompañan, sobre todo el lápiz negro 24/7 en el tono perversion. La selección de colores me llamó mucho la atención, y es que aunque se llame Smoked, tiene unos cuantos colores neutros para looks menos cargados, que la convierten en una paleta muy versátil e ideal para viajar. Tenía mucha curiosidad por verla en vivo!

A principios de esta semana en la página de Sephora anunciaron que tenían stock en todas sus tiendas y al salir del trabajo me pasé por una de ellas.

Al verla de cerca me terminó de convencer...




Me parece que cualquier persona a la que le gusten los ahumados le sacaría muchísimo partido a esta paleta. Creo que es un auténtico básico, los colores más favorecedores y que más se usan para ahumados son el negro, el marrón, el morado, el azul, el verde y el gris, y todos ellos están incluidos.

En cuanto a tonos para iluminar y para las transiciones, también es muy completa, tenemos dos tonos color piel, uno más claro, Kinky, y otro más oscuro, Freestyle, que cubren las necesidades tanto de pieles mas claras como de pieles un poco más bronceadas y van muy bien con los otros tonos mate de la paleta, Backdoor y Blackout. El tono Mushroom quedaría muy bonito como tono intermedio con Asphalt, con Rockstar o con Loaded e incluso con Evidence. La verdad es que no puedo poner ninguna pega a los colores, porque es una selección muy buena y los tonos se complementan muy bien. Barlust lo combinaría con Backdoor para darle un efecto más metalizado a esta última o con Kinky y Freestyle para un look menos recargado, pero las posibilidades son muchísimas...

Esta combinación de sombras mate y sombras con brillo la hace muy versátil, y es que como os decía, podemos obtener resultados muy variados solo con estos 10 colores.

La textura es muy suave, casi cremosa, como viene siendo la norma en las sombras de Urban Decay. Son de muy alta calidad, y la pigmentación es altísima. Además, se trabajan muy bien y no son nada tizosas.



Este es el lápiz que acompaña a la paleta, me parece muy acertado que lo hayan incluido, porque uno de los puntos más importantes y que realmente da el toque final a un ahumado es marcar muy bien la linea de pestañas superior e inferior, tanto por dentro como por fuera, y este es un lápiz muy pigmentado y opaco, pero a la vez suave, con el que no hay que hacer excesiva presión para que el color transfiera a la piel.


Esta prebase en formato viaje también es muy practica y si no tenéis ninguna, es un plus que venga con la paleta. No es mi prebase favorita, porque creo que hace un poco más difícil de trabajar los colores sobre el párpado (lo cual es super importante en un smoky), pero si que cumple la función de evitar que se marquen pliegues y hacer que el maquillaje de ojos dure mucho más tiempo.

Lo que si me ha gustado mucho es el nuevo envase, que es mucho más higiénico que el anterior y además no desperdicia producto. Es la única ventaja que le veo en relación a la prebase de sombras de Nars, que es mi favorita.


El último extra de la paleta es este libreto en el que vienen explicados paso a paso un montón de looks. Esta muy bien para sacar ideas y poder ver la gran variedad de maquillajes que podemos conseguir solo con esta paleta.

En definitiva, la recomendaría sin dudarlo, y quizá sobre todo, a chicas de ojos marrones, porque creo que estos tonos son perfectos para resaltar este color de ojos en especial.

Su precio es de 43€ y la podeis encontrar en tiendas Sephora.